Blogia
El musolari errante

Fondos de pantalla favoritos

Fondos de pantalla favoritos Hace unos días me llevé una desagradable sorpresa cuando comprobé que algunos CD’s de datos, que yo tenía guardados en la correspondiente funda con el fin de que no se deterioraran, habían sufrido el azote implacable del Tiempo, que los había prácticamente inutilizado. En particular, uno de ellos, que contenía gran cantidad de información con valor tanto objetivo como sentimental (y a menudo de los dos tipos) era absolutamente ilegible tanto en mi ordenador de sobremesa como en éste portátil desde el que escribo ahora mismo. Así, como último y desesperado recurso, decidí llevármelo a la Facultad e intentarlo allí. Más concretamente, el razonamiento fue del tipo: “Este CD está hecho polvo; el ordenata de mi despacho también. A lo mejor se llevan bien uno con otro, menos por menos más y todas esas cosas” Y dicho y hecho, hice la prueba y voilà! Increíbles, insondables las leyes de la informática me han permitido recuperar todos mis datos, que casi para siempre creía ya perdidos.

Viene todo esto a colación de que me he puesto esta noche a revisar todos los archivos que contenía el susodicho cedesito, y me han llamado la atención ,entre todos ellos, los wallpapers que he venido utilizando en las diferentes computadoras que me han acompañado y ayudado a recorrer el camino. Y así, como hace ya tiempo que no pregunto nada por aquí, lo hago ahora: ¿cuál es el fondo de pantalla que más os ha gustado entre todos los que habéis visto, o aún mejor, de los que habéis tenido??

Yo los he mirado hoy, y verlos es recordar épocas, aficiones, momentos, estados de ánimo, tristezas pero también alegrías... He visto el castillo de If tanto sombrío en la imaginación de un dibujante como luminoso en el amanecer; a los Simpson vistiendo de parodia la trilogía de Lucas; a mis héroes blancos (ahora casi villanos) celebrando la Novena gloria; al puto grupo salvaje lanzado hacia la inmortalidad en un torbellino de sangre, polvo y dignidad; una pequeña golosina de Klee; una visión de pesadilla, alucinante, encerrada en el horror del fantasma de una pulga; los ojos sin fin de la princesa Fiona; o las tres visiones sin par que abren desde hace tiempo a mis ojos los misterios del ciberespacio: Leonidas y sus Trescientos de cara al abismo y a la Muerte (la única salvación de los vencidos es saber que no tienen salvación) para convertir Esparta en sinónimo de honor; Javi y Martín, friends for life, para recordarme que la unión hace la fuerza y una noche inolvidable; y la catedral de Milán, apoteosis del gótico, lanzas infinitas, mil años traducidos en una marmórea selva de magnificencia inimitable.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Rubén -

Si os gustan los fondos de pantalla, os recomiendo www.webshots.com

Lola -

debería quitar este fractal que marea...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres