Blogia
El musolari errante

Un mar de desolación

No tengo perdón de Dios por no haber escrito del tsunami cuando debiera haberlo hecho. Bueno, espero redimirme parcialmente recordando a quien me lea que sigue abierto el número 343: mandando el mensaje AYUDA envías un euro a las víctimas. Quizá ahora, cuando casi todo el mundo por aquí se va olvidando del tema, es un buen momento para recordarlo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

mmm -

quien escribe un conmentario en esta pagina!!! ai, yo...


:-(

, pos que aburrimiento

Cluje -

Pues me siento mal porque en su momento debería haber escrito, algo tan importante no es cuestión de dejarlo pasar.... Y sí que te explicas, muy bien.

nfer -

¿porqué te sientes mal por el artículo - no escrito - del tsunami?.De mi parte creo que es mucho más acertado ahora recordarlo. Pues habiendo pasado en esta ciudad una inundación terrible, (en pocas horas las aguas subieron seis metros), en los primeros días tuvimos ayuda casi diría en exceso y lugar en la primera plana de los medios. Ahora a casi dos años todavía están muchos humildes ciudadanos viviendo en la indigencia (peor que antes) pues pasado el furor de la noticia, los proyectos de reconstrucción por parte del estado se demoraron o diluyeron, y los de ayuda internacional naturalmente tenían un límite. Y vi ayer unas imágenes de gente de esa zona azotada por el tsunami: los que están en zonas de grandes inversiones turísticas, mal que bien están zafando; pero la gente de a pie...está en condiciones lamentables. Es ahora cuando hay que preguntarse si podemos ayudar. En nuestro caso (sin ofender) buscamos apoyar a los que también el agua dejó sin familia y sin hogar, pero a pocos metros. El peso de habernos salvado con el agua lamiéndonos los pies, nos hace sentir responsables de los que no pudieron salvar más que lo puesto. Tal vez me explique.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres