Blogia
El musolari errante

Sexo

Foro Cristiano nos instruye

Recibo esta mañana un impresionante documento, que me hubiera cambiado la vida hace veinte años, e inmediatamente cumplo con mi deber, dándole la máxima difusión que me permiten mis modestos medios:

10 Pasos para No Masturbarte

1-Debes pedir al Señor perdón por tu pecado de Lujuria, con todo tu corazón, deseando un cambio en tu vida.

2-Perdónate a ti mismo ( ya que cuando uno cae en la Masturbación tiene un sentimiento de culpabilidad y uno se siente sucio) Pero recuerda has dado el primer paso y Jesús te perdono, rechaza toda condenación que venga a tu mente.

3- Evita estar solo, comienza a desarrollar actividades que distraigan tu mente, por ejemplo, Música, lectura, Etc. Esto te ayudar a que tu mente este pasiva.

4-Mantén una disciplina de oración y lectura de La palabra de Dios, eso nos va a fortalecer cuando venga la tentación.

5-Evita ver televisión o películas con contenido sexual/erótico.

6-Busca y Congregate en una iglesia, De esta forma te alimentaras de la palabra de Dios y recibas su Rema. ( Si es posible, Involúcrate en actividades como: Pertenecer a un ministerio, Ayunos, Vigilias,etc.

7-Rompe o ( Quema si Quieres) todo tipo de Material con contenido sexual/erótico que tengas almacenado en tu casa.

8-Evita Navegar por largas horas en la Internet, ya que cuando menos sientas, te Pueden mandar un archivo con tono pornográfico.

9-Si tienes amigos que practican la Masturbación, no los frecuentes si estas solo. (ya que conozco casos en donde jóvenes se reúnen a masturbarse con el afán de mirar quien lo hace primero y quien expulsa mas semen y puedes volver a recaer)

10-Si prometiste no Masturbarte y vuelves a caer….NO TEDES POR VENCIDO Y VUELVE A COMENZAR DE NUEVO DIOS TE ESTARA ESPERANDO

Un test imprescindible

Bueno, va siendo hora de revitalizar un poco la alicaída sección de sexo de este blog. Y para ello, nada mejor que enviar al personal a un fantástico test que he encontrado hace un rato, y que está aquí. Me lo he pasado de maravilla haciéndolo, los que lo han propuesto no tenían mucho freno. Y no estoy descontento con mi resultado. Eso sí, en inglés.

¿Condenamos al caníbal?

¿Condenamos al caníbal?

El otro día leí en el periódico una sentencia judicial que me perturbó bastante. Quizá recordéis el caso de aquel alemán que puso un anuncio en el periódico, donde ofrecía comerse a alguien de modo que tanto él como el otro obtuvieran satisfacción sexual. Un tipo contestó al anuncio, se fueron a casa del primero y todo se desarrolló según había sido establecido. La sentencia le ha condenado a cadena perpetua, a pesar de que existe un documento del defendido donde establece someterse voluntariamente al ritual.

 Está claro que las leyes alemanas privilegian de este modo el derecho a la vida, por encima de cualquier otra consideración, incluida la libertad individual. Es el mismo tipo de razonamiento que condena legalmente el suicidio. A mí, particularmente, la sentencia me ha parecido una aberración, un atentado intolerable contra el derecho a decidir sobre nuestro propio cuerpo, que yo opino que es lo más "nuestro" que existe.

 ¿Qué opináis?

 

Información sobre el caníbal.

¿Un mito urbano?

¿Un mito urbano? Ayer hubo una maravillosa cena en casa de Milady (pero no en Lille ;) ) y surgió el tema del carrete de Isabel Preysler, algo que al parecer todo el mundo sabía en España hace diez años menos yo. Después de un largo rato de búsqueda en Internet para saber qué era eso, y encontrar alusiones a ello hasta en el BOE (!!!) he conseguido aclarar el mito urbano, y la clave me la ha dado el siguiente párrafo, encontrado en el foro escolar.net;

"La cuestión es que si Dios no hubiera querido que el ano fuese usado para el sexo, no habría puesto ahí el punto G de los hombres. Y esto no lo digo solo yo. ¿Nadie recuerda la famosa técnica amatoria que se asociaba a Isabel Preysler? La del carrete. Aquella que volvió locos a Julio Iglesias y al resto de sus amantes y maridos. Sin entrar en detalles, sólo diré que el que tenga dudas alquile “Amantes” de Vicente Aranda en su videoclub, y que descubra por qué Jorge Sanz deja a la pazgüata de Maribel Verdú por Victoria Abril (escena en la que la Abril le mete un pañuelo por el culo que manipula en el momento del orgasmo de Sanz). También es muy recomendable ver “La pasión de China Blue” de Kathleen Turner, en la que ésta introduce su porra a un policia por el culo mientras cabalga sobre su rabo. El se vuelve loco de gusto. Hay mucho más: revistas como “Cosmopolitan” o el "Nuevo Vale" le han dedicado artículos para que las tías lo sepan hacer con sus hombres. Los periódicos en su sección de contactos heterosexuales están llenos de anuncios de prostitutas que tienen entre sus habilidades lo que llaman “estimulación anal” para tíos heterosexuales."

Bueno, pues eso, nunca se acuesta uno sin saber algo nuevo. El lunes más, buen finde!!!

PD: La foto la he cogido de Wikipedia, qué fuerte!!!

Perversiones (V)

Bueno, bueno, mis pequeños viciosos, sé que la estabais esperando... Tras semanas de investigación, ahí va la quinta lista:

61. Nasofilia . Ponerse cachondo al ver una napia del tamaño de un piano. La nasofilia podría ser entonces la clave del éxito de gente como Pinocho, Rosy de Palma o Gérard Depardieu.
62. Narratofilia . Se te pone más tiesa que un palo cuando tu compi sexual te lee cuentos eróticos.
63. Electrofilia . Excitarse a partir de un estímulo eléctrico como pueden ser calambres de baja tensión.
64. Maieusiofilia . Perversión sexual muy popular sobre la que hay un montón de sitios en Internet. Se trata de ponerse como una moto viendo mujeres embarazadas.
65. Stuffing . Parece que se trata de una técnica máso menos popular entre los gays.El stuffing consisteen insertar cosas finas y cilíndricas (termómetros, alambres, limpiapipas y artículos similares) por el agujerito de la polla para aumentar gradualmente el tamaño de la uretra con el paso del tiempo. Según dicen, el compañero podrá en su momento meter la verga por este nuevo agujero agrandado.
66. Amaestramiento . Se trata de un término perteneciente al BDSM y consiste en entrenar a una compañera sumisa para que sea obediente.
67. Fisting . Consiste en introducir toda la mano en el orificio de la otra persona (que suele ser la vagina, pero la imaginación no tiene límites) para obtener una gratificación sexual con la cosa. Se trata de una técnica muy fácil de explicar pero algo más difícil de llevar a la práctica y que sólo unos pocos llegan a dominar. Los que ya acaban por controlar el fisting se pasan a la braquiprosis, que consiste en meter todo el brazo allá donde se tercie.
68. Frotismo . Es una de las perversiones favoritas de los ejecutivos japoneses más desesperados cuando van al curro en metro. El frotismo o frottage consiste en frotar (de ahí el nombre) la minga sobre cualquier superficie que valga para tal efecto, ya sea otra pasajera o las puertas del propio vagón. Nueve de cada diez aficionados desaconsejan el uso de las puertas del tren.
69. Blumpy . Esta perversión consiste sencillamente en que te hagan una mamada mientras estás en el baño plantando un pino. Sin duda es más excitante que leer el Marca. El que se la casca mientras caga es simplemente un ejemplo de chezolagnia.
70. BDSM . Se corresponde a las siglas inglesas de bondage, disciplina, sadismo y masoquismo. El término engloba toda la gama de los llamados “juegos del dolor”. Los aficionados a esta práctica sostienen que la gente malinterpreta el BDSM y que en realidad se trata del estilo de vida más natural y liberador que existe. Nosotros te recomendamos que mejor ni escuches.
71. Humming . Se trata de una variación muy conocida de la mamada. La ejecutora debe tararear su canciónfavorita mientras se trabaja al compañero. Las vibraciones que se sienten (sobre todo en las notas bajas y graves de la melodía) añaden estimulación a la cosa.
72. Plush . Si por casualidad acabas en una página web sobre el plush mientras navegas por Internet, no sabrás si descojonarte de la risa o si buscar refugio en las faldas de tu madre. El plushing les va a hombres maduritos que disfrutan vistiéndose como personajes de dibujos animados. En el plushing se incluye también el amor desenfrenado por ositos de peluche y similares.
73. Flashing . Se trata de una perversión sexual que consiste en mostrar rápidamente los genitales a personas que se va uno encontrando en la calle. El flashing podría estar ligeramente vinculado con la catagelofilia, en la que las personas se ponen cachondas al quedar en ridículo.
74. Hentai . Ponerse cachondo viendo hentai, un dibujo animado japonés de temática porno en el que chicas con ojos tan grandes como sandías se lo montan en plan fiera con robots, demonios y demás fauna que a uno no le gustaría ver por el barrio.
75. Crush . Una categoría muy específica exclusiva de maromos a los que les va ver a mujeres con tacones de aguja apachurrando ratones o cualquier otra cosa.

Perversiones (IV)

Bueno gente, larga fue muy ausencia, que espero no vuelva a repetirse hasta las próximas vacances... Para ir animando un poco el cotarro, ahí va la cuarta entrega de la lista de perversiones.

46. Parachuting . Consiste en pasar los huevos por el agujero que hay en la parte superior de un cono de cuero. Del borde del cono suelen colgar cadenas o cuerdas a las que se atan todo tipo de cosas de peso.
47. Hematofilia . A diferencia de la menstruofilia, esta bochornosa guarrería consiste en el amor desenfrenado por la sangre recién derramada.
48. Escarificaciones . Los hay que disfrutan como burros cuando alguien les marca la piel con un hierro candente como los que se emplean con el ganado.
49. Rinding/Gibbing . Se trata de una práctica sexual, ligeramente asquerosilla y potencialmente peligrosa, que consiste en que una mujer comienza a tragarse una loncha de bacon o cualquier otra cosa parecida mientras la sujeta con la mano. Cuando la loncha estáa medio camino, con la mano que la sujetaba comienza a sacársela de la garganta. Esto provoca que a la chica le den arcadas, con lo que sus músculos vaginales se contraen y se mueven al ritmo de larcada para goce y disfrute sexual de su compañero.
50. Re-breathing . Es un tipo de autoasfixia que consiste en respirar dentro de un recinto hermético hasta que se acaba el oxígeno para aspirar así el dióxido de carbono que queda.
51. Sitofilia . La sitofilia es la utilización de la comidacon propósitos sexuales, como cuando uno utiliza pepinos o filetes para masturbarse. Si vas a utilizar un pepino, acuérdate de sacarlo de la nevera una hora antes.
52. Ginoticolobomasofilia . A la mayoría de los hombres les gustan mucho las tetas y los culos. A los ginoticolobomasofílicos les gustan muchísimo los lóbulos de las orejas. Unos guarrillos simpáticos, eso es lo que son.
53. Goosing . Se trata de una de las guarrerías más comunes que hay. Consiste en meter el dedo entre las nalgas y juguetear con él, pero sin acceder necesariamente al ojete.
54. Keraunofilia . Placer sexual por los rayos y truenos.
55. Furtling . Consiste en hacer que las revistas porno “cobren vida”: se recorta un agujero para la polla allá donde debería ir el pubis de la modelo y te la machacas con la página colgando. El furtling es casi tan bueno como la vida real, pero con el inconveniente de que te puedes cortar con el papel.
56. Docking . Viene del inglés y significa “hacer puerto” o “acoplarse”, como dos naves espaciales, vamos. Es propio del mundo gay. El docking consiste en deslizar el prepucio sobre el glande del pene de la pareja.
57. Splosh . Pocas mujeres entienden esa fijación del sexo masculino por las camisetas mojadas. Sin embargo, las hay que se ponen cachondas cuando su compañero les pide que se revuelquen sobre una superficie cubierta de barro, pintura, mermelada, queso para untar o cualquier otra sustancia pegajosa.
58. Spanking . La vertiente aceptable del BDSM. Para mayor información, véase la perversión número 70.
59. Knismolagnia . Está justo en los límites de lo que sería una perversión sexual aceptable. Consiste en ponerse cachondo cuando la otra persona te hace cosquillas.
60. Knissofilia . Ponerse caliente al oler incienso (como el que usan en misa o en la Semana Santa de Sevilla).

Perversiones (III)

Bueno, hoy es maldito lunes, así que vamos a meterle un poquillo de marcha, vamos a empezarlo picantillo. Ahí va la tercera entrega de la lista de perversiones...

31. Dacrifilia . Se trata de un peculiar desorden psicosexual que se desencadena al ver a la pareja llorando a moco tendido.
32. Urticarismo . El urticarismo es el comportamiento sexual de las personas que utilizan ortigas frescas para estimular la piel y con ello sacar una gratificación sexual. Para el que se le pase por la cabeza, el urticarismo nada tiene que ver con los tarados que, al grito de “¡pringado!”, tiran al primero que se cruza por un camino encima de unas matas de ortiga.
33. Paja comunitaria . También llamada “paja cuartelera”. Es un grupo de personas (suele darse más en los internados para chicos) que se colocan en círculo y se masturban unos a los otros.
34. Douching . Viene del francés douche, ducha para los que no se les den bien los idiomas. Esta práctica consiste en inyectar un líquido, por lo general agua, en la vagina, ya sea por higiene o para potenciar la cosa sexual como tal.
35. Clismafilia . Placer sexual obtenido al inyectar líquido en la cavidad anal (poner un enema, vamos). Este suele ser el motivo de algunas de las marcas marrones en las alcachofas de las duchas de los hoteles.
36. Infusión escrotal . Inyectar en el escroto solución salina (y en gran cantidad, por cierto). El alucinante lo que se puede llegar a hinchar la cosa.
37. Coprofilia . Cuando la cosa se pone caliente al jugar con caquita.
38. Juegos de superficie . Conjunto sorprendentemente eficaz de técnicas sexuales para estimular la superficie del cuerpo, entre las que destacan el uso de materiales de todo tipo como seda, ante, papel de lija o cepillos de púas metálicas.
39. Bastinado . Se trata de una forma de tortura o de castigo en la que se dan palizas en las plantas de los pies de la “víctima”. Según se cuenta, ésta fue una de las técnicas sexuales favoritas de los jefazos nazis, quienes, además de pasados de rosca, estaban más calientes que el pico de una plancha.
40. Adiestramiento animal . Los juegos AT (sus siglas en inglés) más pervesos implican que una o más de las parejas del acto sexual interpreten el papel de un animal. El más recurrido es el papel de perro, pero parece que los caballos también son bastante populares. El “animal” puede imitar el comportamiento de la bestia o acicalarse con artículos propios del Reino Animal como collares, bozales, bridas y demás. En cualquier caso, estas criaturas no pueden circular por la autopista.
41. Coprofagia . A diferencia de la coprofilia, esta perversión es exclusiva de las personas a las que les gusta comer KK.
42. Menstruofilia . Fascinación enfermiza por todo aquello que tiene que ver con el tema de la menstruación femenina. Abarca desde los que se ponen cachondos al ver a una mujer ponerse o quitarse un tampón, hasta los que les va ver por una webcam cómo se lo quitan y lo chupan hasta dejarlo más seco que el ojo de un tuerto.
43. Cupping . Consiste en colocar dispositivos de succión en partes diversas del cuerpo (sobre todo en los pezones) para aumentar la sensibilidad de la piel. Los aficionados al cupping hardcore utilizan los dispositivos de succión que vienen con los equipos antimordeduras de serpiente. Los aficionados al cupping en plan ultrahardcore utilizan bombas de succión eléctricas, aunque dice la gente que esto deja moratones poco estéticos.
44. Disciplina de las enaguas . Cuando te obligan a ponerte ropa interior femenina como parte de un ritual de humillación o de excitación sexual.
45. Polvo en seco . El polvo en seco, o “prison humping” en inglés, es la típica práctica que no recomendaríamos a aquellos que sufren en silencio el problema de las hemorroides. Consiste, esencialmente, en practicar sexo anal sin ningún tipo de lubricante... como máximo, algo de saliva.

Perversiones (II)

Pensaba haber puesto otra cosa hoy, pero ya que no me da tiempo, aquí os dejo la segunda parte del catálogo. Y todavía quedan más...

16. Autagonistofilia . A diferencia del exhibicionista (la persona afectada muestra intencionadamente sus genitales a otra persona que ni se imagina lo que se le viene encima), un autagonistofílico crea situaciones en las que otras personas puedan verle desnudo por accidente. Por ejemplo, puede que le dé por dejar las cortinas abiertas y pasearse desnudo por la casa o caerse en bolas por la ventana de la habitación.
17. Backswinging . Es el folleteo anal de toda la vida (analismo) pero aquí el factor clave y diferenciador es que se disfruta a saco cuando la mujer está tumbada sobre su estómago.
18. Anaclitismo . El acto de alcanzar la excitación sexual mediante actividades a las que uno estaba expuesto cuando era niño. Estas actividades pueden ser que te enseñen a hacer pipí en su sitio, que te coloquen unos patucos o que te pongan a jugar con muñecas.
19. Fresh cream dip . El fresch cream dip era una especialidad de los chicos de alquiler británicos de la década de los 50. Les dio por pringarse la polla con queso tipo Philadelphia para el deleite oral de sus clientes y clientas.
20. Amaurofilia . Preferencia por tener una pareja sexual ciega o a la que se le han vendado los ojos.
21. El ginecólogo . Fascinación por llevar a cabo inspecciones internas de aficionado que suelen realizarse con la ayuda de instrumentos como un espéculo de acero inoxidable o con un par de estribos.
22. Candling . Cuando se disfruta mogollón con el dolorcito dulce y pegajoso de la cera derretida deslizándose por el cuerpo.
23. Ofidiofilia . Lo practican las personas que usan reptiles (o anguilas) para montárselo. No implica necesariamente que te lo estés montando con la lagarta del quinto piso.
24. Deportes acuáticos . Como la piragua, que es hacer el amor bajo el agua, los deportes acuáticos incluyen jugar, beber, chapotear o bañarse con el pipí de otra persona por aquello del placer sexual.
25. Asfixiofilia . Se la llama también estrangulación erótica. Consiste, básicamente, en jugar a estrangular a la pareja sexual. Esta perversión erótico-festiva es la que acabó con algún que otro miembro del Parlamento británico y, curiosamente, del partido conservador. La equipación mínima para practicarla suele ser un lazo o soga al cuello, una naranja en la boca y unos calcetines blancos...
26. Hibristofilia . El deseo por una persona que haya cometido una atrocidad. Esto explica todas las cartas marranas que reciben los chicos del corredor de la muerte en E.E.U.U.
27. Necrofilia . Montárselo con un cadáver. Es del conocimiento público que los antiguos egipcios – algunos de los cuales alababan en público los encantos de los cadáveres- no permitían que los embalsamadores se acercaran al difunto hasta varios días después de la muerte. Quizás venga de aquí la manía de momificar los fiambres.
28. Cutting . Un nombre que le viene que ni al pelo a los que se dejan la piel a cambio de una gratificación sexual algo guarrilla.
29. Bukake . Se trata de una perversión tan japonesa como el Tamagotchi y consiste en masturbarse en grupo encima de una mujer.La protagonista, además, suele estar enterrada de tal manera que sólo se le ve la cabeza.
30. Autoasesinofilia . Las personas a las que les va esta perversión se excitan sexualmente cuando se colocan en situaciones en las que podrían acabar muertas.

Perversiones (I)

Bueno, hace tiempo que no pongo un post de sexo, así que ahí va una primera lista de perversiones (o más finamente variaciones sexuales) que he encontrado rebuscando en los archivos de la depravación:

1. Albutofilia . Excitarse sexualmente al pensar en baños o duchas calientes. Hay gente para todo.
2. Acrotomofilia . Fetichismo por las amputaciones. Maticemos que lo que pone a esta gente no es el acto de la amputación en sí, sino el muñón ya cerradito del miembro que falte.
3. Exhibicionismo . El goce y disfrute mostrando los órganos sexuales(o el comportamient sexual) al público en general. Suelen practicarlo abiertamente los recién casados en los balcones de los hoteles. Tú, por si acaso, mira siempre para arriba; no te vayas a perder el espectáculo.
4. Autopederastia . Obsesión, que se da sobre todo en los años de la pubertad, en la que al sujeto en cuestión le da por intentar metersela pitolina por el ojete.
5. Automamada . A buen lector, pocas palabras bastan.
6. Dogging . El dogging o amomaxia digamos que es el equivalente anglosajón de lo que en nuestra tierra podría ser “irse a un oscuro” con el coche. Consiste, básicamente, en llegar con el auto a un aparcamiento más o menos apartado y montárselo con la señora mientras los peatones del lugar disfrutan con la vista. Basta una señal (que suele ser las luces del coche) para avisar al respetable público de que el espectáculo va a empezar. Un poco de ejercicio y quedará claro de dónde viene el nombre de salpica-d-ero.
7. Belonefilia . Se trata de un fetichismo que puede llegar a ser algo peligroso ya que el protagonista se pone como una moto por el uso de pinchos, agujas y piercings más o menos elaborados.
8. Fetichismo travesti . Emperejilarse con ropas de mujer por motivos que poco tienen que ver con la semana de la moda del Corte Inglés.
9. Tortura HP . Tortura a palo seco de los huevos y de la polla. Mordiscos, pellizcos, golpes, estiramientos y quemaduras a lo bonzo están a la orden del día.
10. Carrera de pajas . El famoso y mítico deporte de la paja más rápida. El ganador es el primero que puede aplaudir con las dos manos al acabar.
11. Catagelofilia . Los catagelofílicos se ponen a cien cuando alguien los ridiculiza. Quizás sea este el motivo por el que a Aída Nízar le gusta tanto salir en la tele. Vete tú a saber.
12 Cremastisofilia . El gozo sexual cuando le roban a uno.
13. Voyeurismo . Excitarse como un perro al observar cuerpos desnudos o el acto sexual de otras personas y, sobre todo, desde una posición ventajosa y secreta, como cuando se coloca una cámara oculta en el plafón de un dormitorio.
14. Clastomanía o ripping . Excitarse al arrancar y despedazar la ropa interior y las medias de la piba.
15. Ballooning . Un balloon no es otra cosa que un globito, y el ballooning es correrse al ver a mujeres montando, inflando, explotando, estirando y pasándoselo bien con globos en general.

Solo ante el peligro

Ya iba siendo hora de ir inaugurando esta sección. La verdad es que es bastante triste que esto que voy a poner sea lo más apropiado para ello, pero no puede ser de otra manera para alguien que tiene su novia en Madrid.

El textito me lo han pasado hoy, y me he partido la caja leyéndolo. Atención a la gloriosa frase final.

Distintos nombres para uno de los actos más importantes en la vida de todo hombre.

1. La paja viciosa: Es la paja por excelencia, la que hasta ahora se
creía la única. Es la que te haces simplemente porque estás salido y punto.
Tiene una variante conocida como la paja dedicada, y es aquella que te
haces
cuando ves una tía que te pone como una moto y te la machacas pensando en
ella, antes de que el recuerdo se evapore de tu mente.

2. La paja ociosa: Es aquella que te haces sin ningún tipo de
motivación
sexual, simplemente porque te aburres y no tienes nada que hacer.

Es la que se da en esas largas tardes de verano, cuando estás de
vacaciones y tus colegas no pueden quedar hasta las nueve y todavía son las
siete y no sabes cómo matar el tiempo hasta que llegue la hora. Si el nivel
de aburrimiento es muy alto, puede derivar en la paja experimental, que es
cuando te da por hacer chorradas como pelártela con la mano izquierda,
untada en crema o con la mano fría.

3. La paja valeriana: La que te haces en momentos de estrés buscando no
la satisfacción sexual (que nunca viene mal), sino la relajación posterior.
Es lo que sueles hacer el día antes de un examen que llevas cogido con
pinzas.

4. La paja valium o somnífero: Son las cuatro de la mañana en verano,
no
te quedas dormido ni a la de tres, y mañana te tienes que levantar a las
ocho... Pues eso, pajote al canto y en cinco minutos estás roncando. Existe
una variante llamada paja gelocatil, que te la haces porque te duele la
cabeza, con la intención de calmarlo.

5. La paja higiénica: Por extrañas circunstancias de la vida, llevas
una
larga temporada de inapetencia sexual y hace tiempo que no vacías las
pelotas. Se hace imprescindible en momentos así darle al manubrio para
evitar las molestias e incomodidades de explicar poluciones nocturnas.

6. La paja celebrativa: Has conocido a una chica maja, y finalmente has
triunfado... con dos cojones, cuando llegas a casa te la pelas para
celebrar
el polvo.

7. La paja sorpresiva: Estás en el tigre tan tranquilo, notas algo
raro,
miras hacia abajo... !Ahí va! ?Y esto? Te das cuenta de que estás empalmado
y no sabes por qué. Pues bueno, ya que estamos, habrá que aprovecharlo...

8. La paja McAulay: Te la haces simplemente porque estás "Solo en
casa".

9. La paja preparativa: Has quedado con una linda señorita que va a
servir para que des rienda suelta a tus más bajas pasiones, pero no quieres
quedar mal... ?qué mejor que una buena manuela para evitar desagradables
caídas del sistema de forma precoz? Existe un subtipo conocido como paja
preventiva, y es la que te haces cuando tienes que hablar en público y no
quieres quedar mal por culpa de una inoportuna e imprevista erección.

10. La paja rutinaria: Pues bueno, porque siempre te la pelas los
viernes
a las siete y media o el sábado después de comer, para no perder las buenas
costumbres...
11. La paja reto: es aquella que te haces simplemente por lo bien que
queda conceptualmente habérsela hecho. Dos subtipos: Por cantidad ("tengo
que llegar a la séptima del tirón", suele desaparecer con la pubertad) y
por
lugar también conocido como paja estandarte (en lugares raros, como en
clase, o en la sacristía...)

12. La paja innovadora: La primera. Tiene un no sé qué de misterio, de
no
saber qué va a pasar... finalmente te abre las puertas de un mundo nuevo,
pero es una lástima que sólo ocurre una vez en la vida.

13. La paja Messengera: Aquella que realizas o cometes en plena charla
de
msn. Como nadie te ve, mientras los demás hablan, tú te tocas.
Como podemos ver, la masturbación es algo más complejo de lo que a
priori
parece. Recordemos, para finalizar, esa gran perla de la sabiduría popular:
"Adolescencia es la etapa de la vida de un hombre en la que aún cree
que
la masturbación es algo transitorio".