Blogia
El musolari errante

Currándose regalos

Hace algunos días meditaba en silencio sobre la pregunta que es la base de “The Game”: ¿qué le regalarías a un hombre que lo tiene todo? Por supuesto, mi mente no llegó a desbarrar tanto como lo hace la de Sean Penn en la imperfecta pesadilla que es esa peli, y sin embargo se me ocurrió una respuesta apropiada: un buen regalo sería presentarle a alguien que realmente deseara conocer, y cuya vida estuviera suficientemente lejos de la vida cotidiana del homenajeado como para que la posibilidad de que se conocieran por azar fuera altamente improbable.

Y ahora pregunto: si os dieran esa opción, quién sería la persona que más os gustaría conocer? Después de pensarlo un ratito corto, llegué a la conclusión de que me encantaría ver aparecer en mi fiesta de cumpleaños a Santi Segurola. Una conversación de horas con ese hombre sería un tesoro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

9 comentarios

milady -

yo me apunto con fernandel a dejarme iluminar por la virtud de don pedro casaldàliga.

Fernandoide -

Te busqué (tin ti ti ti ti tin)

te busque debajo del colchon
y en el polvo de la habitacion
te busque con un ordenador
y con la antena del televisor

te busque por toda la ciudad
y en el pozo de la soledad
te busque en los ojos del dolor
y en los ojos de la diversion

[estribillo]

te busque en el corazon
y alli estabas tu en un rincon
te busque en el corazon
y en silencio oi tu voz

te busque en el oro y el placer
y en el cuerpo de alguna mujer
te busque en las drogas y el alcohol
y en los vicios y en la corrupcion

te busque en los templos de oracion
y en los libros que hablan del amor
te busque por toda la ciudad
y en el pozo de la soledad

Mecano, entre el cielo y el suelo

Cluje -

Es verdad Palimp, recuerdo cuánto admiras a Chomsky... Lo e Monzó no lo sabía.
Focusa, lo fundamental es no esperar demasiado de la persona y sí de la conversación.

Nfer, a mí me gustaría coger a Oscar Wilde en un momento cárcel de Reading. Y sí, entre Elena Anaya y el Dalai Lama Dalai me quedo con la primera.

Y tienes razón Fernan, Casaldáliga es un monstruo. Por cierto, anoche en cuanto llegué me puse a escuchar "Te busqué".

Milady, todo se andará, quizá incluso este fin de semana (aunque no es seguro).

Fernandel -

Pues no sé si sería la persona "que más", pero entre todos los que se me ocurren al que más me gustaría conocer para hablar con el con detenimiento es a Don Pedro Casaldáliga.

milady -

pues a milady le gustaría conocer
a una matemática de nombre floral
con residencia en la capital del reino que no nos quiere a los catalanes pero nosotros a ella sí!!! desgraciadamente no se nos presenta esa oportunidad....

Gerard -

Ante la imposibilidad de que sea Elena Anaya y se enamore de mi, yo optaría por el Dalai Lama, no se, me llama mucho la atención poder hablar con él y debe ser de los pocos que estoy seguro que no me defraudaría.

nfer -

Por ahí pienso como Focusa y por ahí no: pues por un lado no quiero decepcionarme, y por otro no quiero tener "ídolos". Entonces hay días que me digo "me gustaría charlar con ..."
Y por si alguien quiere hacerme ese regalo que quede documentado: me gustaría tomar el té con Oscar Wilde (ya sé que está muerto, pero ese no es mi problema ;)

Focusa -

A mí me gustaria conocer a mi mucha gente, pero ahora que lo pienso, les tengo en tan alta estima que mejor no conocerlos para ahorrarme la decepción...

Palimp -

A mi hermano le hice algo parecido el día de su despedida de soltero (mucho mñas simple, claro)..

Conocer, me gustaría conocer a tanta gente... A Chomsky, por ejemplo. Quim Monzó no estaría mal tampoco...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres